Search
  • CEL Chile

Baradit en el gen de la izquierda chilena

Por Nicolás Reyes Bórquez


"El lenguaje hace 10 años era diferente", dijo Jorge Baradit a distintos medios de comunicación intentando excusarse por los tweets que comenzaron a circular hace unos días atrás, los cuales lo dejaban bastante mal parado dentro de su sector. Pero, más allá de la victimización aparente del sujeto en cuestión reparemos en que él intenta llevar la discusión hacia el uso del lenguaje -terreno político ideológico del marxismo posmoderno- cuando lo importante no es cómo dijo lo que sentenciaron los tweets, sino lo que se dijo en ellos.


"Lucy Cominetti amarrada y ensangrentada me produce cosas. Le va total lo gore" o "Las mascotitas son lo mejor de la vida. Sobre todo si además puedes tirar con ellas" ¿Se puede decir en lenguaje inclusivo? ¿Cambia el fondo de sus palabras si lo aplicamos? Algo se esconde detrás de las palabras de Baradit, no sólo un machismo solapado, sino, que al ponernos a hilar más fino, una posible perversión. Eso, puede esconderse con lenguaje inclusivo, pero se mantiene alojado en el cerebro del diseñador gráfico. Así es la condición humana. Así, por lo que podemos llegar a dilucidar, funciona mente, su hardware metal. Sus dichos no cambiarían, mas que en lo estético si sustituye la letra o por la letra e.





Sus dichos hipersexualizados dejan entrever un grave problema que, le guste o no a la izquierda la idea de llegar a aceptarlo, pone en peligro a todo su entorno. A la edad que tenía él entonces, sacar a la luz pública, compartir en una red social la alegría de poder ver desnuda a una mujer (dicho de manera soez, evidentemente) y, además, dar las gracias al canal que emitía el programa, son conductas que ni jóvenes con las hormonas alocadas por la pubertad serían, en un sano juicio, tan valientes de compartir en una red social de corte mundial. Quizás en el fuero de la amistad más íntima, pero no en una red social. Y mucho ojo, el sólo acto de compartirlo denota una condición muy particular del escritor, desliza algo que se esconde. Todo esto hay que entenderlo desde un punto de vista purista y conservador, tal como se configuran la izquierda y sus movimientos, tales como el feminista, donde la ley pertenece a la masa, donde la moral prohíbe y reprime sin pudor a los seres que la misma izquierda busca emancipar. De este modo, vamos viendo cómo esta cae presa de sus auto impuestas conductas, según ellos, de carácter revolucionario, llevándolos a la más ridícula de las inconsecuencias.


¿Qué esconde Jorge Baradit? Además, claro, de esconder que es diseñador gráfico y dejar que medio Chile lo trate de historiador, sin hacer observación alguna a sus fans más acérrimos.


Ciertamente, desde un punto de vista liberal-libertario, esto no es de incumbencia del colectivo o de las autoridades mientras no pase por sobre la libertad individual y la voluntad de los demás y se guíe bajo el principio de no agresión. Esto es parte de la vida privada de Baradit, pero pone en el tapete una arista a tomar en cuenta en los tiempos de feminismo posmarxista y el constante intento por parte del sector político de Baradit de quebrar las instituciones y desligitimar a la autoridad: La pérdida de las particularidades de cada ser humano dentro de movimientos colectivistas como el Frente Amplio.


En un rebaño donde se pierden las subjetividades aparentes y se pasa a tener un colectivo que habla igual, se supone que piensa igual, hace ver que cada miembro de éste actúa igual a su compañero de al lado, entre otras cosas, a simple vista es complejo poder detectar posibles amenazas e incluso, posibles valores para la sociedad. En una masa heterogénea, quién se siente constantemente vigilado, voluntariamente renuncia a su libertad. Esto se ve en el caso Baradit. Un sujeto que aparentemente perverso, por miedo a ser juzgado por el colectivo (Frente Amplio) que él eligió, esconde sus verdaderas aspiraciones, sus deseos, sus placeres, por temor a ser denunciado mediáticamente por el gran hermano. Razón por la cual apenas se viralizan sus antiguos tweets sale a defenderse. Esto podría llegar a ser mucho más peligroso de lo que se cree, ya que detrás de la máscara podría esconderse una amenaza, un enemigo latente, o en caso contrario, un gran valor que se reprime al no poder actuar contra el colectivo, una mente que podría hacer el bien más allá del izquierdismo frenteamplista que debe esconderse para no ser guillotinado. Y es que ese es el carácter nefasto de la igualdad en todo ámbito. La pérdida de libertad y de individualidades. La estandarización.


Un consejo para quienes en algún instante del día tienen momentos de lucidez y reflexión crítica y escéptica aún estando en el frenteamplismo: tengan cuidado. Podrían estar al lado de una amenaza y no son capaces de verla porque habla diferente a como se expresaba hace 10 años. Ahí usted es quien juzga si se encuentra en el terreno correcto, uno que deja ver más caras que corazones, porque la igualdad es así: busca, valga la redundancia, igualar lo aparente, pero la vida, la condición humana y las subjetividades son mucho más complejas de lo que cualquiera de nosotros puede llegar a creer.

116 views
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social

© Copyright 2018 

Contacto

Dirección

Santiago, Chile